martes, 23 de septiembre de 2014

¿Lealtad, fidelidad?

Valores que para gran parte de nuestra sociedad han pasado a la historia ¿o tal vez desde unos inicio el ser humano ha mostrado falta a estos valores? Es una buena pregunta pero que yo por ejemplo no me podré contestar a mi mismo porque no viví en tiempos pasados y las contestas de nuestros antepasados más cercanos son muy subjetivas.
Pero de lo que realmente estoy seguro y que no me cabe duda es que la lealtad y fidelidad en nuestra actual sociedad deja mucho que desear. ¿Vale la pena tener unos valores semejantes? ¿o es mejor ser un depredador más y saltarnos estos valores? Y es que parece como si en la mismísima selva nos encontráramos casi a diario. Piensas que tienes muchos y que pocos o ninguno te va a fallar nunca. Cuando un día sin comértelo ni bebértelo el primero te intenta devorar y así se produce un efecto dominó que va acabando con los que un día creíste que nunca te iban a hacer algo así. Por momentos piensas si tú eres el culpable del desencadenamiento de ese efecto dominó de víboras. Si realmente estas haciendo tú mal las cosas. Pero tan pronto como piensas eso, piensas en los actos realizados y producidos por el otro y tú te ves incapaz de hacer tales cosas, tales agravios. Es aquí cuando comienzas a darte cuenta que no todos tienen valores ni son moralmente correctos ni les gustan las cosas correctas sino al contrario, si pueden conseguir algo por medio de trampas, artimañas y demás más satisfechos se sienten de sus méritos, de sus logros.
Cuando la venda de la ignorancia comienza a caer todo comienza a cambiar ahora es cuando realmente esas palabras de tus padres de amigos no hay, los amigos son el interés comienzan a cobrar sentido. Ves que como antes no podías contar a tus amigos con dos manos y como ahora casi no los puedes contar con una. Muy pocos son hoy los que tienen el que yo me a riesgo a llamar don de la lealtad y de la fidelidad, por lo tanto hoy en día o como desde el principio de nuestros días muy pocos amigos puedes haber tenido y tener durante el resto de tus días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario